lunes, 8 de junio de 2015

- Contribución: La ex PUCP: un ejemplo de cómo ser plural cuando se quiere y como se quiere -

[Nota: la Agrupación Universitaria Riva - Agüero ha recibido esta contribución de un miembro de la comunidad universitaria que prefiere reservar sus datos personales. Hemos considerado que dado lo vivido hace unas semanas en el campus universitario con la concreción de la III Semana Feminista, es pertinente compartirlo en nuestras redes.]




Es de público conocimiento que hace unas semanas la administración de la ex PUCP que, actualmente se encuentra bajo el rectorado de Marcial Rubio –sí, el mismo que dirige la permanente rebelión de la universidad contra la Santa Sede-, decidió denegar el permiso para que la banda de rock metal Cavalera Conspiracy realice un concierto en el Centro de Convenciones Claro de Plaza San Miguel, siendo que –de acuerdo a la empresa organizadora del show, Art Seven- se encontraba el 100% pagado para la realización[1]. La noticia no tendría mayor repercusión si no fuese por dos motivos: 1) que este hecho haya sido borrado o ignorado por ciertos columnistas y medios de prensa cercanos a dicha institución, y 2) la razón que aduce, particularmente, esta universidad.

Con relación a lo primero, cualquiera con un sentido promedio de conocimiento de aquellas noticias que generan escándalo en los medios o redes sociales, sabría que esta debió ser una de ellas. El caso es típico : una banda de rock se queda sin lugar para su concierto a menos de un mes porque los administradores consideran que el “metal” no es digno de su local y porque la imagen que transmiten no coincide con aquella que la universidad, la emblemática PUCP, quiere proyectar. Pero no sucedió mucho. La pregunta es ¿por qué?, sobre todo si la noticia fue cubierta por los principales medios del país, entre ellos, el Comercio[2], RPP[3], Perú 21[4], Diario Correo[5] y hasta por un bloguero del portal La Mula[6].

Quizás faltaron los típicos agitadores que generan este clima de escándalo. Me pregunto ¿y dónde están los periodistas amigos de la PUCP como Rosa María Palacios, Patricia del Río, Juan Carlos Tafur o Augusto Álvarez Rodrich (hay más aliados, pero por ahora lo dejamos allí)? ¿Dónde están los activistas al interior de la universidad que siempre organizan marchas por la pluralidad, la diversidad y la apertura? ¿Dónde están los medios de comunicación que hacen de escuderos de la universidad como el diario La República, Diario 16 o el paladín Útero de Marita? No se oye, silencio total.

Pensemos juntos: si la universidad hubiese querido denegar el permiso para la realización de la III Semana Feminista[7] (no el buen feminismo, sino ese perteneciente a la ideología de género) o la Semana de la Homosexualidad que también se organiza en este centro, ¿a alguien le cabe duda que todos estos señores se estarían rasgando las vestiduras llamando a marchas, protestas o plantones? ¿No sería común durante estos días leer en estos periódicos o en los artículos de estos personajes términos como “oscurantismo”, “discriminación”, “represión”, “inquisición”, “intolerancia”, “adoctrinamiento”, “fanatismo”, “conservadurismo” y todos esos términos que tienen bajo la manga para descalificar sin más a sus adversarios?

De parte de Álvarez Rodrich y Tafur no me sorprende, pues desde que estalló el conflicto con la Santa Sede siempre fueron escuderos de la universidad. De Rosa María Palacios y Patricia Del Río, tampoco (más ahora que hacen programas de video para la universidad). De Marco Sifuentes y su página el Útero de Marita, menos, ya que fue parte del equipo de comunicaciones que asesoraba al rectorado durante la época en que más insultos y descalificaciones se lanzaron contra la Iglesia. Podría mencionar a más caudillos, pero por ahora basta.

Lo realmente curioso es Diario 16. Busquen en su página web y no encontrarán nada. Peor aún, el diario La República, que inicialmente hizo una publicación al respecto pero luego procedió a borrarla. Queda clarísimo que más que amigos, están al servicio de los intereses del actual rectorado –vaya “periodismo”–; sin embargo, no lo hicieron tan bien que digamos. Compruébenlo ustedes mismos: entren a su página web y escriban en el buscador “Cavalera Conspiracy La República”. En la lista de noticias encontradas, verán que la primera es del 16 de mayo y señala que el concierto de este grupo fue prohibido. Si le dan clic verán que sale “Pagina no encontrada. Error 404”. No se preocupen en borrar bien el rastro señores de La República. Ya tenemos un pantallazo de la vergüenza que genera que borren sus propios contenidos al ver que no favorecen a sus aliados.

Respecto a lo segundo, debo confesar que me quedé estupefacto cuando leí que la universidad cancelaba el permiso aduciendo que “no está en línea con la imagen que quiere proyectar”. Lo creería si estuviésemos frente a una universidad con identidad clara y que, por tanto, deja de lado manifestaciones que contrastan con aquel modelo que propone, pero proviniendo de la PUCP no solo me da risa por la patética razón plantada –cuando antes le han dicho a la Iglesia que ellos son muy plurales, abiertos a la diferencia y a la libre participación de todos–, sino también por el doble discurso que manejan al antojo sus autoridades: le quitan el permiso a un grupo de rock metal (no nos interesa ingresar ahora a calificar si fue correcta o no la medida), pero no dicen nada y hasta prestan sus instalaciones[8] para la realización de la III Semana Feminista, evento que a primera vista detesta la visión de la antropología, la maternidad y la sexualidad que tiene la Iglesia, y que es aprovechada por sus activistas no solo para atacarla y burlarse, sino también para enseñar en contra de ella (menciono a la Iglesia, pues esta universidad es supuestamente católica –al menos, eso afirman sus autoridades-, aunque todos ya sabemos que no lo es en la práctica y mucho menos ahora que le prohibieron utilizar los rótulos de “pontificia” y “católica”).

Claro, debido a la indignación de muchas personas, los organizadores del evento realizaron una nueva publicación en la que excluyen su “Museo de juguetes sexuales” y ponen solo “Mesas de exposición”,  y otra más en la que cambian el nombre del taller “Lo que tu mamá no te enseñó de tu conchita” a “Taller de educación sexual”[9]. Pero sabemos que se trata solo de un maquillaje, pues los contenidos seguirán intactos, y las autoridades de la universidad lo saben y no les parece mal (qué les va a parecer mal, si hasta tienen un posgrado en ideología de género, centro de pensamiento en el que se alimentan estos activistas feministas), ya que lo permiten y hasta prestan sus aulas. Quienes alguna vez han gestionado el uso de aulas para un evento o el reparto de volantes saben que para todo se pide permiso; es más, la mayoría de veces se tiene que llenar un formulario y detallar el propósito de la solicitud. En conclusión, la universidad apoya institucionalmente la realización de este evento.

Curioso, pues mientras al grupo de rock le dice NO porque no va en línea con la imagen que quiere proyectar, a la III Semana Feminista le dice SÍ, porque sí va en línea con la imagen que desean proyectar. En fin, coincido al igual que un reciente articulista[10], que el retiro de los títulos de “Pontificia” y “Católica” fue un llamado a la coherencia con su identidad, llamado que no solo rechazan, sino al que tienen la desfachatez de responder diciendo que son una “universidad católica”.




[1] Véase la publicación de fecha 15 de mayo del presente año en el fan page “Cavalera Conspiracy EN LIMA”: https://www.facebook.com/CAVALERAENLIMA/photos/a.1585291895085204.1073741831.1573600492921011/1586620881618972/?type=1&theater (consultado el 20 de mayo de 2015 a las 15:30 hrs)
[7] Véase: https://www.facebook.com/events/839045072849882/permalink/839046856183037/ (consultado el 20 de mayo de 2015 a las 16:08 hrs)
[8] Véase el programa de dicha III Semana Feminista:

LUNES 12-2pm, Salón: Z405, Feminazis cortapenes? ¿Así son las feministas? 
LUNES 6-8pm, Salón: L412, ¿Todos los hombres quieren ser RAMBO? Identidades masculinas.

MARTES 12-2pm, Salón: Z304, Resistiendo desde nuestro territorio. 
MARTES 6-8pm, MATERNIDAD EN LA PUCP ¿MITO O REALIDAD?

MIERCOLES 12-2pm, Salón: Z407, Taller: “Descubriendo mi cuerpo en mi masculinidad”
MIERCOLES 6-8pm, Lugar: Pastos central, MICRO-FONO ABIERTO

JUEVES CULTURAL 12-3pm
Lugar: Pastos frutas
-Presentación agrupación de HIP HOP
-Museo de juguetes sexuales
-Exposición de fotos
-Batucada

JUEVES 6-8pm, Lugar: E209, Taller: “Lo que tu mamá no te enseño de tu conchita”

VIERNES 12-2pm, Lugar: Sala de conferencia de LETRAS, Los Derechos laborales también discriminan
VIERNES 6-8pm, Salón: Z411, Taller: Entre placeres y orgasmos
[10] Véase: http://lucidez.pe/noticias/la-semana-feminista-en-la-pucp/ (consultado el 20 de mayo de 2015 a las 17:36 hrs)

No hay comentarios:

Publicar un comentario